lunes, 19 de diciembre de 2011

tronco de navidad



Ingredientes
Para la plancha de bizcocho genovés
4 huevos
100 g de azúcar
120 g harina de repostería
Un pellizco de sal

Para el almíbar
100 g de azúcar
100 g de agua
2 cucharadas de licor —brandy, ron, moscatel…—
Unas gotas de zumo de limón

Para el relleno de mousse de turrón
500 g nata para montar de 35,1 % de materia grasa
50 g de leche entera
50 g de azúcar
300 g de turrón del blando tipo jijona
1 sobre de gelatina neutra de 10 gr

Para la cobertura de chocolate
1 tableta de 200 g de chocolate para fundir
50 g de mantequilla
50 g de agua

Preparación tradicional
La plancha de bizcocho genovés
1. Precalentar el horno a 180°, calor arriba y abajo.
2. Separar las claras de las yemas.
3. Poner en un bol los claras. Batirlas con la batidora de varillas eléctrica e ir incorporando el azúcar poco a poco, hasta que veamos que va blanqueando y que aumenta su volumen.
4. Batir las yemas e incorporarlas cuidadosamente a las claras.
5. Añadir la harina tamizada y envolver cuidadosamente la mezcla hasta que esté totalmente integrada.
6. Verter la preparación en una bandeja de horno de 30×35 cm aproximadamente forrada con papel de hornear.
7. Introducir en el horno 12 minutos. Sacar del horno.
8. Humedecer un paño, escurrirlo bien y extenderlo sobre la mesa.
9. Sacar el bizcocho con el mismo papel con que lo hemos horneado y posarlo sobre el paño humedecido.
10. Enrollar el bizcocho con sumo cuidado y con la ayuda del paño, que iremos tensando poco a poco a la vez que enrollamos. Dejar enfriar unas dos horas.
El almíbar
1. Poner a fuego fuerte en un cazo todos los ingredientes. Dar vueltas con unas varillas.
2. Retirarlo a los 5 minutos.


La mousse de turrón
1. Calentar la leche en el microondas, y añadir la gelatina. Remover bien: es importante que no queden grumos.
2. Montar la nata con la batidora de varillas. Cuando esté casi montada, añadir el azúcar y la leche con la gelatina. Batir 15 segundos más.
3. Desmigar el turrón, añadirlo a la nata e incorporarlo suavemente con movimientos envolventes.
4. Tapar el bol y dejarlo reposar en el frigorífico dos horas.

 Os sobrará un poco de mousse, pero es mejor que sobre que no que os falte, ya que para este tronco necesitamos que quede con cuerpo, hermoso. Podréis utilizar la que sobre presentándola en un par de copas.

La cobertura de chocolate
1. Poner los ingredientes en un bol. Meter en el microondas a temperatura baja e ir mirando cada 20 segundos después del primer minuto hasta que veamos que está fundido.
2. Sacar el bol de microondas y remover el chocolate durante un par de minutos.

Montaje
1. Desenrollar con cuidado el bizcocho.
2. Pincelar con el almíbar.
3. Rellenar con la mousse, teniendo cuidado de dejar sin rellenar un par de centímetros en el borde más alejado de nosotros y de no salirnos por los laterales. Aplanar con un cuchillo largo o una espátula.
4. Enrollar con cuidado, ayudándonos con el papel con el que horneamos la plancha de bizcocho. Envolver con este mismo papel y dejar reposar dos horas.
5. Cortar un extremo del tronco con un corte en diagonal. Colocarlo sobre el resto del tronco como veis en la foto, amodo de rama. Lo podéis pegar con chocolate de cobertura.
6. Forrar los bordes de la bandeja de presentación con papel de aluminio.
7. Poner el tronco encima. Proteger los extremos del tronco y de la rama con papel de aluminio, para que no se manchen de chocolate.
8. Extender el chocolate por encima del tronco, ayudandonos de una espátula o de un pincel. Dejar reposar 20 minutos para que se vaya solidificando un poco el chocolate —esto es importantísimo—.
9. Pasado este tiempo hacer con un tenedor unos surcos y unos nudos, para simular la corteza de un árbol.
10. Quitar todos los papeles de alumino con cuidado. Decorar al gusto



Nota importante:
Es conveniente hacerlo de un día para otro. Para ello, guardadlo en un sitio fresco. Incluso pueden ser, si tenemos cuidado con que la temperatura de conservación sea fría, hasta dos días.

Este brillo tan maravilloso que veis en la foto se obtiene con el tronco sin meterlo en el frigorífico. Al meterlo pierde brillo, aunque de sabor está perfecto. Lo ideal es sacarlo del frigorífico un par de horas antes de consumirlo para poder apreciar todo su sabor.

para saber más:
http://webosfritos.es/2011/12/como-hacer-un-tronco-de-navidad-videoreceta/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada