viernes, 11 de junio de 2010

reflexión en voz alta

A medida que voy participando en más carreras, veo que mi nivel de disfrute en ellas es el mismo, o incluso superior, que en la primera carrera que participé. Siempre compito contra mí misma (¿lo conseguiré, llegaré a la meta?) o contra el crono (¿qué tiempo he hecho?) Pero, también es cierto, que cada vez me pico más con los que me adelantan sobre todo si están gord@s o si aparentan ser mayores que yo, lo cuál a la vez me hace muchísima gracia porque yo no era nada competitiva ( ¿o sí? ).

Aún así, o quizá debido a eso, cada escalón que subo en el ranking de resultados me hace fijarme en el resultado de los que están alrededor, a la par que me voy fijando también en los corredores que me adelantan y en los que van delante de mí hasta dónde la vista alcanza, no sólo para ver cuál es su técnica de carrera, que me impresiona siempre, sino por ver las "trampas" o mediochapuzas que hacen para ¿llegar antes? ¿bajar el crono? No consigo comprenderlo.


Las curvas, por ejemplo, pueden ser peligrosas para las rodillas, yo bajo mucho la velocidad en ellas ( si es que puedo llamar velocidad a lo que yo hago, claro), para evitar problemas, pero en la última carrera en que participé parecía "normal" atrochar por en medio de la acera y comerse así, como quien no quiere la cosa, varios metros, que con varias curvas que tenía el recorrido salen muchos metros de menos. ¿A partir de qué nivel comienza a pasar eso? Supongo que los 5 primeros no lo harán, mi vista y mi velocidad me impedian ver tanto, pero el resto....¿luego qué dirán? si los veinte anteriores a mí iban recortando aceras (tanto ellos como ellas) ¿cómo les comparo conmigo que no recorté ni una? No puedo, y me chafan mi planning, aunque aún me queda mi pulso contra el crono, que me dice la verdad siempre.

Esto es un hobby, un pasatiempo maravilloso, que espero seguir muchos años, ¡ojalá! y como no tengo ningún interés en ganar ninguna copa/medalla, que lo único para lo que servirían sería para ocuparme más tiempo limpiando, espero seguir siempre en la posición siguiente a llevarme algo o en mitad de la lista, ( a pesar de ser muy mala, ya me ha pasado en varias carreras) lo que de verdad me gustaria es que ya que "elementos así" va a haber siempre, hubiera más control en las curvas, y se descalificara a aquellos que recortaran. ¿Es mucho pedir?

Tampoco comprendo que den premios cuando sólo hay un participante en una categoría, ya que a la vez es el primero y el último. ¿Contra quien compite? ¿Será capaz de presumir de haber ganado algo en esta situación? Si lo hiciera sería para soltar la carcajada delante de su cara por mor del ridículo que hace. También he participado en situaciones en las que iba a ser casi la única en mi categoría y he animado a cuanto bicho viviente vi por los alrededores para que se apuntara. Lo hicieron, y por fortuna para mí eran mucho mejores que yo, con lo que me hicieron sudar tinta china corriendo y me ganaron, claro, así que no tengo nuevos chismes para limpiar, ¡uff, menos mal!. ¿Existe alguna solución a los únicos participantes? ¿Es mejor entregar el premio, o no entregarlo? Supongo que es un premio tan absurdo como agridulce, ¿o no?

Esto de correr por correr es maravilloso, pero se pierde un poco el sentido "popular" cuando entran premios de cualquier clase, y sobre todo si se hacen absurdas trampas para conseguirlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada