jueves, 25 de abril de 2013

Tarta Bakewell





Postre inglés, cuyo origen está en la ciudad de Bakewell y surgió de un error culinario.

La leyenda dice que fue el cocinero de una taberna inglesa (White Horse Inn) quien se equivocó a la hora de llevar a cabo una tarta de fresa y añadió sin querer encima de ésta, una mezcla de huevo y almendras. La sorpresa fue cuando una vez comprobado el resultado fue tan bueno que se convirtió en el plato popular de la posada.

Desde entonces (1860) se puede disfrutar de éste delicioso pastel y a día de hoy se encuentra en la confitería Old Original Bakewell Pudding Shop.


Ingredientes

Para la masa quebrada
  • 220 grs harina
  • 110 grs mantequilla
  • 50 grs azúcar
  • una pizca azúcar vainillado
  • 3 grs sal
  • 1 huevo
Para el relleno
  • Mermelada de fresa, frambuesa, arándanos, compota,..
  • 280 grs mantequilla
  • 225 grs azúcar
  • 250 grs almendra en polvo
  • 3 huevos
Para el adorno
  • almendras laminadas
  • azúcar

Elaboración

Comenzamos haciendo la masa quebrada.
Para ello disponemos en un bowl, harina, azúcar, sal, el huevo, el azúcar vainillado y la mantequilla fría cortada en pedacitos.
Amasamos unos minutos, al principio se desmigará pero a medida que se va trabajando se irá convirtiendo en una masa manejable. No es conveniente trabajarla en exceso, simplemente lo justo para que no se nos engrase. Formamos una bola y la dejamos reposar en la nevera, envuelta en papel film, una media hora más o menos, para que endurezca.

Entre tanto, vamos preparando la crema de almendras:

Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que esté cremosa, después vamos añadiendo los huevos uno a uno, de manera que hasta que no esté bien integrado uno, no añadiremos el siguiente. Por último las almendras molidas . Mezclamos todo bien y reservamos. Ya tenemos la  frangipane (crema de almendras) lista.

Ahora resta el montaje final y el horneado:

Disponemos el molde y lo engrasamos y enharinamos, retirando el exceso de harina sobrante que haya podido quedar.
Retiramos la masa quebrada que teníamos reposando en la nevera, la estiramos encima de un silpat con ayuda de un rodillo, debe quedar fina, pero con suficiente cuerpo para que haga bien de base.
La disponemos en el molde, pegándola bien a la base y retirando los bordes que sobresalgan.
Cubrimos la masa con la mermelada que hayamos elegido. En mi caso un bote de mermelada de fresa casera, pero vale cualquier otro y sabor. Extendemos bien por toda la superficie para que quede bien repartida.
Luego ponemos la crema frangipane, sobre ésta las almendras laminadas y espolvoreamos con un poquito de azúcar.

Para saber más:
http://dulcealgodn.blogspot.com.es/2010/12/torta-bakewell.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada