domingo, 27 de enero de 2013

suspiros de monja

En algunos sitios se llaman suspiros de monja y en otros borlas de fraile ( en referencia a los nudos del cordón del cinturón de cuerda que llevan ), y no son más que pequeños buñuelos muy ligeros

Ingredientes principales
150 g de harina
50 g de mantequilla
100 g de azúcar
1 vaso de agua
Ralladura de limón
3 huevos
2 cucharas de azúcar glass
Sal
Aceite





Preparación:
Poner una cazuela en el fuego y añadir la mantequilla, el azúcar, la ralladura de limón y el agua, y cuando empiece a hervir, retirar la corteza de limón.
Añadir la harina poco a poco, remover con una cuchara de palo continuamente y dejar cocer la masa durante 15 minutos o hasta que podamos despegarla del fondo con facilidad.
Retirar del fuego y dejar que la masa se enfríe, entonces añadimos los huevos uno a uno sin dejar de remover.
Después se extiende la masa sobre sobre una mesa y se corta en cuadrados, o bien se forman con una manga pastelera y una boquilla rizada, dejándolos caer directamente en la sarten con abundante aceite.
Freimos hasta que se doren, es importante que el aceite esté bien caliente.
Para que no queden muy aceitosas al sacarlos de la sartén los dejamos encima de papel absorbente de cocina.
Por último los ponemos en un plato y los espolvoreamos con azúcar glas.



Método-2: suspiros de monja de otra clase:
Para mi que esta creadora debió darle otro nombre diferente, como  suspiros de ángel o besos de ángel, algo diferente en definitiva.








Para saber más:
http://www.canalcocina.es/receta/suspiros-de-monja
http://monasteriosyconventos.com/tienda/cms.php?id_cms=72

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada