martes, 15 de marzo de 2011

Mousse fria de caramelos violeta

INGREDIENTES

La mousse:
150gr. de caramelos de violeta
1 tarrina de queso de untar
500ml. de nata para montar
5 hojas de gelatina
½ vaso de leche

La cobertura:
150 gr. de Agua
50 gr. de Caramelos de Violeta
2 Hojas de Gelatina

La base:
1 Plancha de bizcocho

PREPARACION

La mousse:
Poner a remojar en agua fría las 5 hojas de gelatina.Triturar los caramelos, hasta que se queden en polvo.
Montar la nata y añadir los caramelos pulverizados.
Calentar la leche y disolver las 5 hojas de gelatina, una vez esté tibia, añadir el queso y mezclar bien, echar la nata y mezclar con movimientos envolventes.

Poner la plancha de bizcocho en el fondo de un molde y verter la mezcla encima
Meter en la nevera durante unas horas para que gelifique.

La cobertura:
Poner a remojar en agua fría las 2 hojas de gelatina.
Calentar el agua, añadir los caramelos, remover hasta que se disuelvan y dejar hervir unos minutos.
Apartar del fuego y cuando ha dejado de hervir añadir la gelatina hasta disolverla por completo.
Una vez que la mousse este cuajada, verter por encima la gelatina de violetas y volver a poner en la nevera.

También la puedes montar al revés, para aprovechar la bonita forma del molde de silicona.
Primero pon la gelatina. Enfriar en la nevera. Después la mousse. Volver a enfriar. Y por último el bizcocho y recorta los bordes haciendo las ondas de la flor.

Desmoldar sobre una bandeja y adornar con violetas y violas naturales.

Método 2:


Ingredientes:
Para la base
30 galletas (lo mejor son las Digestive -en ese caso, usar sólo 20 galletas-, pero yo no tenía así que usé Flora Tostada)
70 gr. de margarina light

Para la mousse
200 gr de caramelos de violeta 1 tarrina (200 gr.) de queso de untar light
400 gr de nata para montar
1 sobre y 1/2 de gelatina en polvo

Para la cobertura
5 cucharadas soperas de agua
100 gr. de caramelos de violeta
1/2 sobre de gelatina en polvo


PREPARACION THERMOMIX:

Empezamos con la base de galletas:
Simplemente echamos las galletas y la mantequilla en el vaso y trituramos a velocidad 5 durante 10 segundos.

Con la ayuda de papel de horno y un rodillo, estiramos la masa sobre el fondo del molde y metemos al frigorífico para que se endurezca un poco.

Continuamos con la mousse:
Lo primero es reservar unos 10 ó 12 caramelos que usaremos para decorar. Luego, con el vaso totalmente limpio y TOTALMENTE SECO, pulverizamos todos los demás caramelos de violeta durante unos 10 segundos con velocidad progresiva 5-10. Reservamos.

Limpiamos el vaso y echamos el queso y la nata y montamos a velocidad 4 (el tiempo aproximado son unos 40 segundos, pero lo mejor es que lo vayas viendo y lo pares cuando veas que ya esté montada. No te pases de tiempo o la nata montada se convertirá en mantequilla!)

(Por cierto, la nata se monta más fácilmente si está muy fría, así que es conveniente guardarla en la parte más fría del frigorífico -la parte de abajo- e incluso introducirla unos minutos en el congelador antes de montarla)

Una vez la nata y el queso están montados, añadimos 2 terceras partes de los caramelos molidos y sobre y medio de gelatina en polvo. Removemos a velocidad 2, durante unos 10 segundos.

Vertemos esta mezcla sobre la base de galletas que habremos tenido en el horno al menos media hora y volvemos a meter al frigorífico.

Terminamos con la cobertura:
De nuevo con el vaso limpio, echamos lo que quedaba de caramelos molidos, el medio sobre de gelatina y las 5 cucharadas de agua. Programamos 5 minutos a temperatura 80º y velocidad 3.

Dejamos enfríar un poco (pero no mucho porque si no, se solidificará por la gelatina) y lo vertemos sobre la tarta que debe estar bien fría y la mousse ya bastante consistente.

Finalmente decoramos con los caramelos enteros que habíamos reservado y volvemos a meter al frigorífico durante al menos 2 horas. Pasado ese tiempo ya se puede degustar.



PREPARACION CONVENCIONAL:

Para la base de galletas:
triturad las galletas con la batidora y mezclarlas luego con la mantequilla con ayuda de un tenedor.

Extended la pasta que se ha formado en el fondo del molde con la ayuda de papel de horno y un rodillo. Meter al frigorífico para que se endurezca.

Para la mousse:
Sinceramente no se me ocurre con qué otro aparato, que no sea Thermomix, podríais pulverizar los caramelos... puede que con un molinillo de café... pero no me responsabilizo de los daños que podais ocasionar a vuestros electrodomésticos! :P

Buscad la manera de triturar los caramelos; pedid una Thermo prestada o, intentadlo con el mortero... pasadle un camión por encima... no sé, lo que se os ocurra, pero los caramelos tienen que estar bien molidos!! (excepto 10 ó 12 que reservaremos enteritos para decorar al final)

Montamos la nata con las varillas o a mano si tienes mucha paciencia y luego le añadimos el queso, mezclando todo bien. Agregamos 2 terceras partes de los caramelos molidos y sobrecito y medio de la gelatina en polvo (también podría ser gelatina en láminas, en ese caso usaríamos unas 5 láminas y las hidrataríamos previamente, para luego deshacerlas en un cazo a fuego medio con medio vaso de leche -total, más lío, así que si la encuentras en polvo, mejor-). Mezclamos todo bien.

Vertemos esta mezcla sobre la base de galletas que habremos tenido en el horno al menos media hora y volvemos a meter al frigorífico.

Para la cobertura:
En un cazo, agregamos las 5 cucharadas de agua, el resto de caramelos molidos y el medio sobrecito que quedaba de gelatina en polvo (para gelatina en láminas usaríamos 2). Ponemos a fuego medio y removemos hasta que todo quede bien mezclado y deshecho.

Dejamos enfríar un poco (pero no mucho porque si no, se solidificará por la gelatina) y lo vertemos sobre la tarta que debe estar bien fría y la mousse ya bastante consistente.

Finalmente decoramos con los caramelos enteros que habíamos reservado y volvemos a meter al frigorífico durante al menos 2 horas. Pasado ese tiempo ya se puede degustar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada