miércoles, 22 de febrero de 2012

La Gioconda y Mr. Proper

la gioconda del louvre


la Gioconda del Louvre con su marco original



La gioconda del prado:

gioconda del prado antes de que la visitara Mr.Proper


gioconda del prado después de que la destrozaran



la Gioconda del Prado ¿¿"restaurada"?? con su marco original



Comparando:

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/02/01/actualidad/1328094691_560118.html#comparador



Después de este "redescubrimiento" de la Gioconda en el Museo del Prado, he de confesar que cada vez me aterra más la labor de los "conservadores", esas personas que les encanta estropear los cuadros con sus botes de disolvente.
Me explico.

Un pintor crea una obra y la deja como más le convence, con la pata de un caballo que ha tenido que repintar tres veces hasta que ha llegado a la solución definitiva, o el cambio en la posición de las manos o la forma de la cabeza o el color del fondo, o un detalle que ha pintado y luego ha decidido que no le gusta porque le quita estética a su obra, o porque le parece bien. Pero van estos amigos del disolvente con sus escáneres y sus rayos-X  y deciden que son más dueños que el autor para reinterpretar su obra y ¡zas! a golpe de torunda dejan expuesto lo que con tanto esmero habia ocultado el autor. ¿Salen las obras mejoradas? A mi no me lo parece. Todas han sufrido una mutilación, ya no son la obra de Velazquez, el Greco, Zurbarán, ... ahora son el estropicio de tal  o cual "conservador", que dá mil y una explicaciones en el intento de convencernos de que no ha destrozado una obra de arte perfecta.



Dentro de unos siglos vendrán otros conservadores y se tirarán de los pelos, al darse cuenta del estropicio que hicieron los ególatras de la torunda, y que ya no tendrá remedio de ninguna de las maneras.
¡Qué pena!






El caballero de la mano en el pecho
antes


El caballero de la mano en el pecho
después





detalle después
después
antes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada